4 consejos para ahorrar gasolina ahora que el precio está por las nubes. El aumento de los carburantes es uno de los grandes quebraderos de cabeza de los ciudadanos en todo el mundo desde hace meses por la inflación en crecimiento constante y la crisis energética agravada por la guerra de Ucrania. La manera de conducir y el estado del vehículo pueden ayudarte a ahorrar unos euros, principalmente ahora en verano cuando los desplazamientos son más largos y contantes.

1- Tener siempre el vehículo en buen estado. Una puesta a punto ineficiente puede provocar un gasto de carburante incluso un 40% superior. Es necesario controlar la presión y el estado de los neumáticos y los filtros del aire acondicionado, así como vigilar el factor peso. Es fácil que en estas fechas carguemos maletas y todo tipo de utensilios, pero deberemos tener en cuenta que cuanto más pese el vehículo más gasolina gastaremos.

2- Planificar. Hay muchos elementos a tener en cuenta antes de emprender una ruta, tal y como te recordamos hace unas semanas. Mira qué días de la semana hay menos tráfico, qué gasolineras son más baratas y cuántas paradas deberás hacer.

3- Conducción eficiente. La manera de conducir también determina el consumo de combustible. Si eres agresivo al volante o al manillar con aceleradas y frenadas constantes, uso de marchas cortas y revoluciones altas acabarás gastando mucho más. Utiliza marchas largas, no te pegues a los demás vehículos, lleva una velocidad constante y deja que el vehículo baje la velocidad de forma natural sin necesidad de pulsar constantemente el freno. Evita también velocidades demasiado elevadas y si puedes echa mano de los recursos de los coches modernos como la conducción ECO, la función Start&Stop o la velocidad de crucero, que es ideal por carretera, pero a evitar en zonas de montaña o de subidas y bajadas.

4- Mirar la aerodinámica. La presencia de objetos y complementos externos influye en el gasto energético del vehículo. Los baúles y los aparatos para llevar esquís o bicicletas en los coches, así como las maletas laterales o la bolsa de depósito en las motocicletas se pueden desmontar si no se usan. Nos hacen ir más lentos al obstaculizar la aerodinámica del coche. En la misma línea es mejor utilizar el aire acondicionado que ir con las ventanas bajadas, que también derivará en gastar más combustible. Eso sí, no lo pongas al máximo cuando subas al vehículo, ya que es mejor ventilarlo antes. Por último, en el caso de motocicletas y ciclomotores la posición de la conducción también puede favorecer la aerodinámica.

Si sigues estas indicaciones te ahorrarás un buen dinero en combustible. Ya sea ahora que los precios están por las nubes o si un día vuelven a descender. En este aspecto ya hemos destacado la necesidad de tener en vehículo en buen estado y una forma de ir sobre seguro es estar al día con la ITV. Una inspección favorable es sinónimo de vehículo que puede circular, así que no dudes en pedir hora en cualquiera de nuestras estaciones PrevenControl. Lo puedes hacer por teléfono o a través de nuestra web.