Nos encontramos en pleno verano y con canícula o sin ella las temperaturas suben por encima de los 30 grados con mucha facilidad. El exceso de calor afecta tu vehículo, puede ser un peligro para la seguridad y por eso te ofrecemos 5 consejos para protegerlo:

  • Usa parasoles: mucha gente lleva uno en el coche para poner en el cristal de delante cuando se va y evitar así que la temperatura interior del vehículo suba en exceso, aunque a menudo son de promoción y no encajan perfectamente. Ya no es tan habitual disponer de dos parasoles, pero es la opción más recomendable cuando el termómetro sube tanto: uno delante y otro atrás. Los que tienen ninos pequeños a menudo colocan protectores también en las ventanas traseras y son una ayuda extra más que bienvenida
  • Baja un poco las ventanillas: el consejo más obvio en verano es aparcar en la sombra, pero hay un segundo recurso, siempre que te encuentres en zonas sin peligro de hurtos ni robos. En este caso puedes dejar la ventanilla un poco bajada y esto contribuirá a que la temperatura exterior e interior del vehículo sea similar. Si no fuera posible, la recomendación pasa a ser dedicar un par de minutos a dejarlo todo abierto antes de arrancar el motor, facilitando que se ventile y que cuando pongamos en marcha el aire acondicionado no tenga que hacer un esfuerzo tan grande. Calcula tu tiempo para tener margen para hacerlo antes de empezar a circular porque si el volante quema o el calor acaba generando somnolencia ponemos en peligro nuestra salud y la de los demás. En este aspecto también es recomendable beber frecuentemente para estar siempre bien hidratado.
  • Lavar el vehículo con frecuencia: las altas temperaturas afectan la maquinaria y la carrocería y una buena opción es limpiarlo cada día cuando cae la tarde o la noche y la temperatura no es tan elevada. Hacerlo cuando el calor es intenso resulta una pérdida de tiempo ya que el líquido se evaporará rápido
  • Controlar el estado del vehículo: el calor afecta a los neumáticos, el motor, los líquidos y los frenos. Es importante tenerlo todo en perfecto estado, así como tener muy presente que antes de que las temperaturas sean muy elevades hay que revisar que el aire acondicionado enfríe como es debido. La asistencia en carretera sube hasta un 50% en épocas de calor intenso.
  • El recurso de las fundas: no son tan habituales, pero también pueden ser una buena opción. Desde fundas de volante para reducir el calor mientras el vehiculo està estacionado hasta una funda total para cubrirlo en su totalidad, sobre todo si estaremos varios días sin moverlo.

El calor afecta al vehículo y a los conductores, así que debemos tomar las medidas necesarias para evitar riesgos. La ITV tiene que estar en orden y si el verano coincide con la época que te toca pasarla recuerda que puedes pedir hora en cualquiera de las estaciones PrevenControl por teléfono o a través de nuestra web.