Código ético

Introducción

El código de conducta ética es nuestra guía de conducta adecuada, junto con las normas y procedimientos de trabajo establecidos, para garantizar lo correcto y que en su consecuencia lógica no se produzca ningún delito o comportamiento ilícito en la empresa.

El Código constituye una guía para todo el personal de REVISIONS DE VEHICLES SA en su desempeño profesional en relación con su trabajo cotidiano, los recursos utilizados y el entorno empresarial en el que se desarrolla. En este se ofrecen las directrices que clarifican los principios básicos de toda gestión y las relaciones interpersonales con compañeros, colaboradores, jefes, proveedores, clientes, accionistas y en general cualquier persona con interés directo o indirecto en la actividad que desarrolla la compañía. Nuestras actuaciones se basan en el respeto de nuestros valores corporativos, y todo el personal acomodará la actuación a comportamientos respetuosos con la ética empresarial y con la profesionalidad, con el objetivo de que sea un referente de actuación.

Valores

Nuestros valores representan nuestra identidad como colectivo. Somos diferentes porque las personas que trabajamos en REVISIONS DE VEHICLES SA hacemos de esta empresa un proyecto único y diferenciador.

  • Compromiso: Cumplir los requisitos legales que se deriven de la legislación vigente aplicable a la Organización, así como con los requisitos voluntarios que Revisions de Vehicles, SA quiera suscribir.
  • Seguimiento: Revisar las normas y procedimientos periódicamente para realizar su adaptación al progreso técnico.
  • Desarrollo: Mantener y mejorar continuamente la eficacia del Sistema Integrado de Gestión a través de la fijación y revisión periódica de objetivos, indicadores y programas de gestión.
  • Mejora continua: Mejorar continuamente, consiguiendo un nivel de seguridad óptimo y un ambiente saludable para el desarrollo de las tareas, respetando el entorno en el que se desarrollen y adecuando la actividad a las exigencias de los contratos.
  • Implicación de las personas: Promover la participación, la formación y la información dentro de la empresa y en todas sus actividades, motivando a todo el equipo humano, incluidos proveedores y subcontratistas, para trabajar conforme a esta Política y los requisitos del Sistema.
  • Atención al cliente: Garantizar la satisfacción de los clientes, analizando las expectativas de servicio y los requisitos de los mismos por medio de canales de comunicación adecuados.
  • Relaciones internas: Fomentar la participación y el derecho de consulta de las personas trabajadoras y de las personas representantes de las personas trabajadoras a través de las vías legalmente establecidas.
  • Integración de objetivos: Hacer compatibles los objetivos de la Política Integrada de Gestión con los objetivos económicos y estratégicos de Revisions de Vehicles SA, haciendo competitivos y rentables los medios humanos y técnicos de la empresa.

Principios de comportamiento ético

El comportamiento ético que rige esta sociedad se basa principalmente en:

  • Cumplimiento normativo
    En el desempeño de nuestras funciones debemos actuar siempre de manera lícita, ética y profesional, cumpliendo en todo caso con las leyes, reglamentos y demás normas jurídicamente obligatorias.
  • Buena fe
    Ajustamos en todo momento nuestra actuación a los principios de lealtad y buena fe con la empresa, con superiores, compañeros y colaboradores con los que nos relacionamos.
  • Honestidad
    Inculcamos la honestidad y ética profesional en las relaciones con nuestros clientes y profesionales habituales en el desempeño de nuestro trabajo, tanto en el sector privado como en nuestras relaciones con las Administraciones Públicas. Cualquier relación personal o profesional que afecte a los intereses de la Compañía es comunicada al responsable inmediato.
  • Transparencia
    Somos transparentes en el desarrollo de nuestra actividad. Con el objetivo de garantizar que nuestros clientes estén debidamente informados. Nuestras principales políticas y la información relevante de nuestra actividad está publicada en nuestra página web corporativa.
  • Respeto
    Todas y cada una de nosotras somos responsables de generar un ambiente de cordialidad y amabilidad en nuestro entorno. Potenciamos el respeto y confianza entre las personas. Apreciamos la diversidad de opiniones, formación y cultura como fuente de conocimiento y ventaja competitiva. Mantenemos un entorno de trabajo libre de toda discriminación y de cualquier conducta que implique un acoso de carácter personal, no admitiendo ninguna forma de acoso o abuso físico, sexual, psicológico o verbal. Respetamos el medio ambiente y colaboramos con el desarrollo sostenible de la sociedad.
  • Confidencialidad
    Nos abstenemos de proporcionar, interna o externamente, datos confidenciales sobre las personas y/o las actividades desarrolladas en la Compañía. Facilitamos, sin embargo, los datos que sean necesarios para que otros empleados y empleadas de REVISIONS DE VEHICLES SA realicen correctamente su función, con estricto respeto a este deber de confidencialidad. Nos rigen principios de comportamiento ético, respeto, confidencialidad y uso de la información y cumplimos con la normativa de protección de datos de carácter personal en relación con los que tengamos acceso debido a nuestro puesto de trabajo. 

En nuestra conducta:

Facilitamos a los responsables información veraz, necesaria, completa y puntual acerca de la marcha de las actividades de nuestra área; y a nuestros compañeros y compañeras, aquella que sea necesaria para el adecuado desempeño de sus funciones.

Mantenemos el secreto profesional de los datos, informes, cuentas, balances, planes estratégicos y demás actividades de REVISIONS DE VEHICLES SA y sus personas, que no sean de carácter público, y cuya publicidad pueda afectar a los intereses de la compañía. No facilitamos información de estos, salvo cuando nos hallemos expresamente autorizados para ello.

En general, mantenemos la más estricta confidencialidad en la utilización del conocimiento interno fuera del ámbito de la empresa, preservando nuestro saber hacer.

Únicamente utilizaremos los sistemas informáticos, software, material, informes, etc. de los cuales REVISIONS DE VEHICLES SA haya adquirido la licencia correspondiente, respetando en todo momento la propiedad intelectual e industrial de estos.

La utilización de equipos informáticos está sometida a la política de seguridad de la información de REVISIONS DE VEHICLES SA con el objetivo de evitar daños a terceros y/o a la propia empresa.

No utilizaremos los accesos a los sistemas para actuar de forma fraudulenta o en beneficio propio.

Decálogo de preguntas antes de tomar una decisión

Plantearse estas preguntas ayudará a decidir sobre el comportamiento que debe seguirse.

  • ¿Es legal?
  • ¿Va contra las normas de trabajo?
  • ¿Parece ser lo correcto?
  • ¿Tendrá un efecto negativo sobre mi reputación o sobre la de la empresa?
  • ¿Quién más puede verse afectado por esto (otras personas de la entidad, clientes, proveedores?
  • ¿Me sentiría avergonzado si los demás supieran que he resuelto actuar de esta manera?
  • ¿Existe una solución alternativa que no plantee un conflicto ético?
  • ¿Si mi comportamiento se hiciese público, se consideraría apropiado y profesional?

En cualquier caso, puedes dirigirte al Canal de consultas y denuncias.

Principios de comportamiento profesional

Pasión por el cliente

Todo el personal de la compañía aspiramos a ofrecer a nuestros clientes un producto de la máxima calidad y a tener un nivel de atención excelente. La excelencia y la calidad de servicio son guías constantes de actuación, promoviendo una sana inquietud de mejora continua. Todos y todas, con independencia del área funcional en la que trabajemos, estamos comprometidos con la satisfacción y la seguridad vial de nuestro cliente. 

Gestión eficiente

El personal de REVISIONS DE VEHICLES SA trabajamos de forma eficiente durante la jornada laboral, rentabilizando el tiempo y recursos que la empresa pone a nuestra disposición de manera rigurosa y racional. Todos y todas prestamos la dedicación que exige el desempeño de nuestras funciones, aspirando a la consecución de los resultados de la forma más óptima y productiva posible. Nos encargamos de poner a la  disposición todos los recursos necesarios para realizar el trabajo y mejorar el rendimiento a través de una optimización del tiempo y alcance a la información necesaria para cumplir con nuestras responsabilidades. Por ello deberemos hacer un uso adecuado y razonable según las necesidades profesionales de cada uno. 

En materia de seguridad en el trabajo y salud profesional, cumpliremos con las medidas preventivas, utilizando los medios de protección individuales y colectivos que la empresa tiene a disposición. En el caso de disponer de un equipo a su cargo, las personas responsables se asegurarán de que los miembros de dicho equipo realicen su actividad en condiciones de seguridad.

Actitud de equipo

El personal de la compañía trabajamos en equipo y reconocemos la aportación de otros en la obtención de resultados comunes. Como miembros de un equipo contribuimos con igual compromiso tanto dentro como fuera de nuestra área. La actitud de trabajo en equipo predomina y destaca sobre cualquier actuación en el nivel individual. Un individuo sobresaliente lo es también por su capacidad de trabajo en equipo, y, por tanto, no existe conflicto entre esta conducta y la de ser excelente individualmente. No prima el interés individual sobre el interés del equipo. Evitamos las actitudes pasivas: no nos dejamos llevar y no nos quedamos al margen. Fomentamos el entusiasmo y compromiso con el grupo y, por tanto, con la organización. Actuamos con espíritu de cooperación, poniendo a disposición de las demás áreas y departamentos de la entidad los conocimientos y recursos que faciliten la consecución de los objetivos de la empresa.

Cuidar la reputación

Consideramos la imagen y la reputación de la compañía como uno de nuestros activos más valiosos para mantener la confianza de nuestros clientes. Vigilamos el respeto y uso correcto de la imagen y reputación corporativa, por parte de todas las personas en el entorno de la compañía. La imagen de marca se plasma visualmente con nuestro logo de compañía, del cual existen unas normas de utilización que protegen su uso y que debemos respetar. Todo el equipo somos parte de la imagen corporativa y, por tanto, asumimos una conducta ética y responsable que permite preservar la imagen y la reputación de la compañía. En ningún momento actuaremos poniendo de manifiesto comportamientos que puedan dañar la imagen. Nuestra forma de comunicarnos, conducirnos y nuestra propia imagen personal estará en consonancia con el contexto profesional en el que nos desenvolvemos.

Compromiso del órgano de gobierno

El órgano de administración tiene la responsabilidad indelegable del diseño e implantación del programa de cumplimiento y de designación del órgano responsable de su funcionamiento, así como de supervisión periódica de su implantación y efectividad.

Canal de Denuncias

Ante posibles irregularidades del Código Ético de la compañía, REVISIONS DE VEHICLES SA pone a disposición un Sistema Interno de Información, también denominado Canal Denuncias, que facilita la comunicación ágil y confidencial de irregularidades que puedan suponer incumplimientos normativos, permitiendo que las comunicaciones puedan presentarse de modo seguro, confidencial y anónimo. A partir de la aprobación y entrada en vigor del Código ético de la compañía, se refuerza la obligación de informar de posibles riesgos de infracciones administrativas y/o penales graves o muy graves como elemento esencial de la cultura de cumplimiento, protegiendo a las personas que en este contexto laboral o profesional formulen dichas comunicaciones ante posibles represalias. 

Con el objetivo de reforzar la independencia, la objetividad y el respeto a las garantías que ofrece el Canal de Denuncias, el proceso de gestión de las denuncias está parcialmente externalizado en un tercero independiente (NIUDEM), que permite efectuar las comunicaciones, informaciones y denuncias a través de un proceso estructurado, seguro y confidencial para las personas que hacen uso del mismo.

Las denuncias se resuelven utilizando un procedimiento riguroso, transparente y objetivo, salvaguardando en todo caso la confidencialidad de los interesados.

Debe tenerse en cuenta que, en el caso de que la conducta denunciada pudiera ser constitutiva de delito, se procederá a su comunicación inmediata al Ministerio Fiscal o remisión a otra Autoridad u Organismo que pudiera resultar competente para la tramitación de la  comunicación. En el caso de que los hechos afecten a los intereses financieros de la Unión Europea, se remitirá a la Fiscalía Europea. No obstante, en el caso de que la denuncia no sea anónima, la identidad será preservada y solo podrá ser comunicada a la Autoridad judicial, al Ministerio Fiscal o a la autoridad administrativa competente en el marco de una investigación penal, disciplinaria o sancionadora. 

La Información (Denuncia) puede realizarse con identificación del informante (denunciante), o incluso de forma anónima. Ten en cuenta que si se opta por el anonimato, la persona informante no podrá recibir información de la evolución de la misma, sino que solo podrá ver el progreso de su estado, accediendo directamente a la opción seguimiento con el ID que se le facilitará al final del envío de la Información (Denuncia).

Ten en cuenta que tanto el informante como las personas afectadas por la denuncia tendrán derecho a la preservación de su identidad, en los términos previstos en el artículo 32 de la Ley 2/2023, de 20 de febrero. Además, las personas informantes cuentan con una serie de derechos, cuando las informaciones que proporcionen cumplan con los requisitos de los artículos 2 y 35 de esa norma, entre los que destaca la prohibición de represalias (artículo 36). Considera también las medidas de apoyo y de protección frente a las represalias que la Ley recoge en sus artículos 37 y 38.

No obstante, ten también en consideración que “comunicar o revelar públicamente información a sabiendas de su falsedad” se considera infracción muy grave y que la Ley prevé multa desde 30.001 hasta 300.000 euros para las personas físicas que la cometan [artículos 63.1.f) y 65.1.a) de la citada Ley].