La pandemia de COVID-19 nos ha obligado a todos a hacer muchos cambios, y las estaciones de ITV no estamos al margen. La seguridad y la salud ha sido y seguirá siendo nuestra prioridad, y por tanto, nos hemos tenido que adaptar a una nueva manera de trabajar, para la protección de nuestros trabajadores, pero también por nuestros clientes.

El protocolos y la manera de hacer las inspecciones han cambiado sustancialmente para que al final el resultado sea el mismo: que tu vehículo esté en condiciones de ser conducido con seguridad y protección del medio ambiente.

Cuando lleguéis a una de las ocho estaciones de Prevencontrol –aforo reducido, distancia de seguridad marcada en el suelo para hacer cola, guantes y gel hidroalcohólico para todo el mundo– y hayáis pagado, en el dorso de la factura que os entregará nuestro personal, encontraréis las instrucciones de las nuevas inspecciones – versión 7.4.1-COVID 19 del Manual de Procedimiento de inspección de las estaciones de ITV– porque os las podáis leer mientras esperáis vuestro turno. De todos modos, os las resumimos aquí también.

Mientras esperáis para iniciar la inspección:

  • Abrochad todos los cinturones de seguridad del vehículo, anteriores y posteriores.
  • Bajad todas las ventanillas.
  • Ventilad el interior poniendo el ventilador a máxima potencia.
  • Desbloquead todas las puertas del vehículo.

Durante la inspección:

  • Nuestro personal no podrá manipular ni, por tanto, conducir vuestro vehículo durante la inspección.
  • Rogamos que no vaya ningún otro ocupante además de la persona que conduce el vehículo.
  • Hay que llevar la mascarilla durante toda la inspección de acuerdo con las instrucciones de Sanidad.
  • No bajéis del vehículo si no os lo indica el personal inspector.
  • Al finalizar la inspección no salgáis del vehículo.
  • Dejad abierta la ventana del acompañante.
  • Nuestro personal os llevará el informe de inspección y el distintivo de ITV.

Hay que tener claro que por seguridad, el inspector no puede retirar el distintivo antiguo ni colocar el distintivo nuevo como se había hecho siempre. Tendrá que ser el mismo cliente que haga esta operación a partir de ahora.

Y también es importante recordar que si la inspección anterior caducó durante el periodo de alarma, el nuevo plazo de validez se calculará a partir de aquella fecha de acuerdo con la Orden Ministerial de reapertura del servicio de ITV, y no a partir del día que se haya hecho la revisión gracias a la prórroga excepcional.