¿Me pueden suspender en la ITV por la matrícula? La mayoría de la gente antes de ir a una estación repasa el buen estado de aspectos del vehículo como las luces y los neumáticos, pero muchas veces se olvida de la matrícula. Es un elemento clave en la identificación del vehículo, así que debe estar en buen estado. O existe el riesgo de encontrarte con una inspección técnica desfavorable e incluso con sanciones económicas.

La ITV comprueba el estado de distintas partes de la matrícula. ¿Quieres saber en qué aspectos fija la mirada?

  • La matrícula debe coincidir con la documentación del vehículo, sin que haya sido manipulada en modo alguno.
  • Se tiene que leer sin dificultades. No debe haber ningún elemento que tape de forma parcial o total la matrícula.
  • Tiene que ser la homologada. Las características, tamaños, colores y ubicación deben ser las reglamentarias.
  • La fijación debe ser correcta, sin riesgo de caída.
  • Los números y las letras no pueden estar borrados de forma parcial o total. El estado general de la placa no puede resultar defectuoso.
  • La luz de la matrícula posterior debe funcionar.
  • Si hay publicidad, debe estar en la parte inferior y con un borde que no puede superar los 26 milímetros.

Según los datos del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en el último año registrado el 9,4% de los defectos graves detectados en las ITV estaban vinculados a la identificación, entre los cuales destacaba la matrícula. Un mal estado de la placa, aparte de no pasar la ITV, puede comportar también una multa de 200 euros, que crece si se ha manipulado de forma intencionada. En este caso la sanción sube hasta los 6.000 euros y la pérdida de seis puntos del carné. Si ha llegado la hora de pasar la inspección de tu vehículo, comprueba la matrícula y pide hora en cualquiera de los centros PrevenControl. Lo puedes hacer por teléfono o a través de la web.