A la hora de pasar la inspección técnica obligatoria de vehículos debemos estar atentos en algunos aspectos que a priori no le damos la importancia que se merecen y que pueden hacer que la inspección resulte negativa. 1.- La documentación Debes acudir a tu estación de ITV con toda la documentación en regla y en perfecto estado. Básicamente el Permiso de circulación y la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo. En cambio el seguro ya no hace falta que lo muestres con el resguardo de pago vigente ya que desde el mismo centro se pueden conectar con la base de datos de la Dirección General de Tráfico y verificarlo. Aunque es recomendable llevarlo encima por si surge algún problema. 2.- Los cinturones de seguridad Deben estar todos en perfecto estado y tener tantos cinturones como pasajeros pueda llevar el vehículo. Los técnicos de la inspección deben comprobar que funcionan correctamente por lo que le harán una inspección visual, comprobarán los puntos de anclaje, mirarán que cumpla la homologación y realizarán el clásico “tirón” para comprobar su bloqueo cuando se tira de ellos de forma brusca. 3.- El parabrisas Si has recibido un impacto en el parabrisas deberás repararlo antes de llegar a la estación para pasar la ITV y ¡ojo! porque si además este desperfecto está dentro del campo de visión del conductor, no recibirás la conformidad para seguir circulando con el vehículo, ya que estarás incurriendo en una falta grave. 4.- Alumbrado En una inspección de ITV las luces se comprueban mediante una inspección visual. Se analiza que el vehículo tenga las luces obligatorias que le corresponden, que funcionen, que estén bien posicionadas en el vehículo, que su color sea el correcto y que los faros delanteros y traseros estén en perfecto estado, sin impactos o rajaduras. Un error en cualquiera de estos apartados puede suponer una ITV desfavorable o negativa. 5.- Las matrículas Las matrículas deberán estar en buenas condiciones, con el objetivo de que puedan ser perfectamente reconocidas a cierta distancia. También deberán estar bien sujetas. Si tienen bordes cortantes o están un poco dobladas, el inspector puede anotarlo como falta.
Estos cinco conceptos aunque no lo parezca tienen mucha importancia y podemos detectar sus anomalías fácilmente y debemos revisarlo antes de ir a la estación de ITV para no encontrarnos con ninguna sorpresa desagradable.