Para poder responder adecuadamente a la pregunta primero hay que definir claramente que es una glorieta. Si recorremos al Reglamento General de Circulación, una glorieta o rotonda un tipo especial de intersección caracterizado por que los tramos que en él confluyen se comunican a través de un anillo en el que se establece una circulación rotatoria alrededor de una isleta central. No son glorietas propiamente dichas las denominadas glorietas partidas en las que dos tramos, generalmente opuestos, se conectan directamente a través de la isleta central, por lo que el tráfico pasa de uno a otro y no la rodea. ¿Y cómo identificamos una glorieta? Según la Orden FOM/534/2014, de 20 de marzo, por la que se aprueba la norma 8.1-IC señalización vertical de la Instrucción de Carreteras las rotondas quedan identificadas con la siguiente señalización que aparecen recogidas en el documento de 'Normas y señales reguladoras de la circulación' publicado conjuntamente por el Ministerio del Interior y la Subdirección Adjunta de Conocimiento Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT). ¿Circulamos correctamente por las glorietas? Según un estudio de Formaster, la Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, el error más común es el desconocimiento del uso de cada uno de los carriles así como posicionarse incorrectamente en ellos. Por este motivo es muy importante conocer como se tiene que circular por las glorietas y evitar realizar cualquier imprudencia. A continuación exponemos algunos puntos importantes a tener en cuenta para conocer su funcionamiento y su uso:
  • Sentido de la circulación: Los vehículos circularán dejando a su izquierda el centro de la glorieta.
  • Moderación de la velocidad: Se circulará a velocidad moderada y, si es preciso, se detendrá el vehículo cuando las circunstancias lo exijan, especialmente al aproximarse a las glorietas donde no se tenga prioridad.
  • Preferencia de paso: En ausencia de señal que regule la preferencia de paso, el conductor está obligado a cederlo a los vehículos que se aproximen por su derecha, excepto en las glorietas. Los vehículos que se encuentran dentro de la vía circular tienen preferencia de paso sobre los que pretenden accedir a la glorieta. Una vez dentro tiene preferencia el vehículo que ocupa el carril al cual deseamos acceder. Los peatones no podrán atravesar las plazas y glorietas por su calzada, por lo que deberán rodearlas.
  • Adelantamientos: En líneas generales queda prohibido adelantar en las intersecciones y en sus proximidades excepto cuando se trate de una plaza de circulación giratoria o glorieta.
  • Uso indicadores de dirección: Restringir su uso tan sólo para indicar los cambios de carril o bién la salida de la rotonda con suficiente antelación. Y es indispensable situarse en el carril exterior para salir de la rotonda, si no es posible se debe hacer un nuevo giro.
  • Casos especiales: Los conductores de vehículos de grandes dimensiones que tengan que invadir más de un carril deberán señalizar debidamente la maniobra, teniendo en cuenta que deberá respetar la prioridad de los vehículos que se encuentran en el carril que desean ocupar. Los ciclistas tienen prioridad de paso respeto a los vehículos de motor cuando circulando en grupo el primero haya entrado en la glorieta.
 

Gráfico de Circulación en las glorietes

  Font: DGT / BOE / Ministerio del Interior