Desde el mes de mayo de 2020, los inspectores de las estaciones de ITV ya no tocan nada de los vehículos, incluido las etiquetas adhesivas que certifican que se ha superado la revisión. La pandemia de COVID-19 ha traído con ella muchos cambios en el sistema de hacer las revisiones, y todos pasan por evitar el contacto entre el cliente y el inspector, y entre el inspector y el interior del coche.

Muchos clientes se han sorprendido al venir a una estación de ITV, i al terminar el inspector le ha entregado toda la documentación, y con ella la etiqueta-adhesivo. Antes del confinamiento era el inspector el que, si habías superado la revisión, te quitaba la etiqueta anterior del parabrisas, y te colocaba la nueva. Con la nueva normativa de seguridad, esto ya no lo pueden hacer y tiene que ser el cliente quien tiene que hacerlo a partir de ahora.

Consejos para quitar el adhesivo:

  • Usar una rasqueta para la vitrocerámica o una pala para aplicar mortero o masilla.
  • Tiene que ser una superficie plana y fina para no rallar el cristal cuando se quite el adhesivo

Para colocar el nuevo adhesivo:

  • "En el caso de vehículos que tengan parabrisas, el distintivo se colocará en el ángulo superior derecho del parabrisas por su cara interior. La cara impresa del distintivo será autoadhesiva" (*).

Como se ve, quitar y poner el distintivo no tiene ninguna dificultad. La nueva manera de hacer las revisiones de ITV están marcadas por la seguridad sanitaria entre clientes y trabajadores, como por ejemplo que el inspector ya no entra dentro del vehículo para hacer ninguna acción y da las instrucciones para que las haga el cliente. Necesitamos su colaboración más que nunca por el bien de todos.

(*) Punto 2 del apartado V-19 del Reglamento General de Vehículos (Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre).