¿Si no sale agua del limpiaparabrisas me pueden suspender en la ITV? Una buena visibilidad es básica para garantizar la seguridad en la conducción. Es necesario que todo funcione correctamente cuando hay lluvia, nieve o mucho polvo. Por eso en el blog de PrevenControl le dedicamos el capítulo 9 de la campaña Si vols anar bé, passa la ITV.

La evolución del clima ha hecho que en cualquier momento pueda caer lluvia torrencial o que el polvo del Sáhara nos lo llene todo de barro. Una buena visibilidad es clave y por eso es necesario que tu vehículo pueda afrontar cualquier cambio de clima o la aparición de suciedad. Por eso cuando vengas a una estación ITV revisaremos el estado de los limpiaparabrisas. De las distintas partes. Te pediremos que salga un chorro de agua para ver cómo funcionan. Si no sale el líquido, tiene poca presión o el chorro se desvía se considerará una falta leve. No te impedirá obtener tu adhesivo de la ITV, aunque tendrás que corregirlo para mejorar la seguridad en la conducción.

¿Me pueden suspender en la ITV si no funciona el limpiaparabrisas? En la estación realizaremos una inspección visual y. más allá de si sale agua o no. comprobaremos otros aspectos para estar seguros de que el conductor dispone siempre de una buena visibilidad. La inspección incluirá si el sistema funciona, que la superficie secada es la suficiente y si las escobillas están todas, no están defectuosas y hacen su función. En caso contrario se trata de un defecto grave.

https://www.youtube.com/watch?v=04hSlbfXrXA&t=1s

Hay tres tipos de limpiaparabrisas, pero la tipología no influye en la inspección. Los convencionales ofrecen entre 4 y 8 puntos de presión entre la escobilla y el parabrisas, con la fuerza distribuida por los muelles. Los planos tienen unos flexores metálicos que ofrecen gran visibilidad, mientras que los híbridos son una mezcla de los dos anteriores. La principal característica es un toque aerodinámico que reduce el efecto del viento. Lo más importante, optes por unos o por los otros, es que se encuentren en buen estado. Tienen que hacer bien su función y por eso es necesario controlarlos y sustituirlos cuando no garanticen una buena visibilidad.

Los limpiaparabrisas son un elemento clave para la seguridad del conductor y del resto de usuarios de la vía. Por eso cuando vengas a pasar la ITV, asegúrate de revisarlos porque es necesario que funcionen correctamente. En PrevenControl hemos puesto en marcha la campaña Si vols anar bé, passa la ITV con el objetivo de ayudarte a superar la inspección en el primer intento y por eso los limpiaparabrisas son un elemento que controlar. Así ahorrarás tiempo, dinero y salud. Cuando sea la hora de afrontar la inspección con tu vehículo, no dudes en pedir cita en cualquiera de nuestras estaciones. Puedes hacerlo por teléfono o a través de la web. ¡Te estamos esperando!