Los vehículos eléctricos ganan peso en el mercado en una tendencia que irá a más, como demuestra que recientemente la Comisión Europea haya propuesto que en el año 2035 los fabricantes ya no hagan vehículos de combustión. ¿Qué pasa con las ITV? ¿Los eléctricos deben pasarla también? ¿Y cómo es la inspección? En PrevenControl contestamos estas dudas.

Los vehículos eléctricos deben pasar la ITV y la frecuencia es la misma que la de los turismos: la primera inspección llega a los cuatro años y después será cada dos hasta los diez, cuando pasa a ser anual. Cuando llegues a la estación para pasar la ITV verás que el proceso es algo distinto. La principal diferencia es que en el caso de los eléctricos por sus caracteríticas no tienen que pasar control de emisiones. En el resto de apartados todo será igual que con un vehículo de combustión. Eso sí, debemos tener en cuenta que la situación varía si hablamos de híbridos o de híbridos enchufables, que seguirán el proceso habitual, que incluirá el control de las emisiones contaminantes,

La entrada de vehículos eléctricos todavía es un fenómeno reciente, así que las previsiones son que en un futuro cercano las inspecciones ITV serán modificadas, con la inclusión de revisiones más específicas para estos modelos, por ejemplo de las baterías, los alternadores o el cableado. Ahora mismo no es así. Si tienes un vehículo eléctrico y ha llegado la hora de pasar la ITV puedes pedir cita en cualquiera de las estaciones PrevenControl por teléfono o a través de nuestra web.