Si viajas al extranjero con el coche, revisa la fecha de la ITV

¿Tienes previsto salir de España? ¿Será un viaje corto o largo? ¿O bien te trasladas a vivir fuera por una temporada por trabajo? Si tienes pensado irte con tu coche, es muy importante que antes revises la fecha de caducidad de la ITV para ahorrarte un susto innecesario.

Tienes que saber que circular con la ITV caducada fuera del Estado, pero en uno de los otros 27 países de la Unión Europea, también es sancionable. La ITV es obligatoria en todos los países de la UE por aplicación de la directiva 2014/45/UE, y esto implica que, si un agente de la policía de tráfico de cualquier de estos países te para por cualquier motivo y ve que no tienes la ITV en regla, te multará.

Por este motivo es tan importante mirar la fecha de caducidad de la última revisión en la ficha técnica y calcular los días que pensamos estar fuera de España.

  1. Si el viaje puede ser un poco largo y la ITV podría caducar mientras estamos fuera, lo mejor es ir a pasar la revisión obligatoria antes de partir. Desde mayo de 2018, con la última revisión del reglamento, podemos pasar la ITV hasta un mes antes de la fecha de caducidad, cosa que nos da margen para pasarla antes de hacer el viaje.
  2. Si prevés un viaje muy largo, o incluso un cambio de residencia temporal por razones de trabajo o estudios, y quieres llevarte el coche, lo mejor es que matricules el coche en el país donde te desplazas y pagues los impuestos allí. Y, por tanto, pasarás la ITV de aquel país como un coche matriculado allí. Si estás menos de 6 meses afuera no hace falta cambiar la matriculación, pero a partir de los 6 meses sí. Pero alerta, en algunos de los 28 países de la UE estos 6 meses pueden variar. Puedes informarte aquí de las peculiaridades de cada país.
  3. Si no has comprobado la fecha de caducidad de la ITV antes de irte y te das cuenta fuera de España, puedes pasar una ITV provisional en aquel país que te permita seguir circulando por allí sin miedo a una sanción. Pero esta ITV no será válida una vez vuelvas a España y la tendrás que volver a pasar aquí lo más rápido posible. Todavía no existe una equivalencia operativa entre las diferentes ITV de los países de la UE, aunque la directiva comunitaria indique que tendrían que ser homologables.

En resumen, si puedes pasar la ITV en España antes de marchar al extranjero, mejor para evitar problemas. Si te olvidas, o todavía no estás dentro del mes previo a la fecha de caducidad, puedes pasar una ITV provisional en este tercer país de la UE, pero solo te servirá para circular por aquel país. Cuando vuelvas a España tendrás que pasar de nuevo la ITV de aquí. Si quieres pedir cita previa, entra en este enlace.